Tú misma puedes insertar y remover el Anillo Trimestral fácilmente teniendo así el control total sobre tu método anticonceptivo.

La manera más fácil de introducir el anillo anticonceptivo es estando de pie, con uno de tus pies sobre la taza del baño o en una silla. Hay algunas mujeres que se sienten más cómoda en cuclillas, recostada o de pie, luego de la primera vez que uses el anillo ya aprenderás qué posición es más cómoda para ti. Con cualquier posición que elijas debes sentirte segura y tranquila, ya que la inserción del anillo no duele, debido a que su textura suave y material flexible.

Sigue estos pasos para introducir el anillo:

  1. Lava tus manos y saca el anillo de su envoltorio y comprímelo con los dedos de una mano.
  2. Inserta el anillo en tu vagina empujándolo con los dedos tal como lo harías con un tampón, lo más profundo que puedas, hasta que lo hayas insertado.

El único requisito es que el anillo esté insertado en una posición cómoda de manera que no lo sientas. Si sientes el anillo, quiere decir que no está correctamente ubicado, de ser así, sólo empújalo suavemente un poco más adentro. Cualquier posición es correcta, no existe la posibilidad de equivocarse, ya que la posición exacta del anillo anticonceptivo dentro de la vagina no es relevante para mantener su efectividad.

El tiempo de uso de cada anillo es de 3 meses o 12 semanas, por 9 a 12 meses, de acuerdo a la recomendación que te entregue tu doctor. Luego de 3 meses debes cambiar el Anillo Trimestral, recuerda que debes colocar otro anillo inmediatamente luego de extraído el anterior. Retirarlo es muy fácil, sólo debes usar el dedo índice o los dedos índices y medio, enganchando el anillo del borde y removerlo suavemente hacia fuera.